Inicio :: Historial de articulos ambientales :: El maíz mexicano
 El maíz mexicano

El maíz mexicano

¿un alimento humano o un biocombustible?
CICEANA/Jardín Botánico de CICEANA


El maíz  para México  ha sido durante siglos un alimento humano básico.  Hoy a nivel mundial  empieza a usarse  como fuente de  biocombustible 

El maíz ha estado presente en México formando parte de su historia, su cultura, su economía.

Desde hace siglos participó en su domesticación junto con otros pueblos mesoamericanos a partir de la planta silvestre llamada teozintle logrando la transformación radical de esa simple hilera de granos    

Ejemplos de razas de maíz mexicano: de izquierda a derecha, Palomero Toluqueño, Palomero Toluqueño subraza Poblana, Arrocillo Amarillo, Nl-tel y Chapalote. (foto: CIMMyT, N. Ma Lellan)

Las mazorcas mexicanas actuales presentan una gran diversidad en colores: blanco, amarillo, rojo  y azul; tamaños de 10 a 25 cm.; aclimatación a las condiciones ambientales de   diferentes regiones, desarrollo de 59 razas mexicanas y cerca de 300 variedades,  rendimientos de 1 a más de 8 toneladas por hectárea.

 

Todo esto es producto de una investigación continua de siglos a cargo de campesinos que han dedicado toda su vida al cultivo de su milpa, pequeño terreno de labor donde el maíz forma el pilar de su alimentación junto con el fríjol, la calabaza, el chile y otras hortalizas. En el siglo XX se les sumo el esfuerzo de investigadores con formación científica como los del CIMMyT (Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo), estos estudios estuvieron encaminados a utilizar el maíz como alimento humano y animal.

 

A estos dos usos se le suma actualmente un tercero, el de obtención por parte de Estados Unidos y países europeos del etanol a partir del maíz amarillo con fines de biocombustible  en los automóviles.

Los biocombustible son combustibles que se producen a partir de la masa vegetal o semillas de
algunas plantas. Sirve como fuente de energía para los motores y son una alternativa importante a los
combustibles derivados del petróleo, porque son menos contaminantes y son de material renovable.

Para este uso no se toca el grano blanco que es con el que se elabora de manera tradicional y mayoritariamente  la tortilla mexicana.  Además no es la única planta que se esta utilizando a nivel mundial como fuente de biocombustibles, porque en la Unión Europea han usado también trigo y remolacha para producir etanol y a partir de colza, girasol y soya  están extrayendo biodisel.

 

En el siglo XXI se van a observar las consecuencias de este tercer uso. Uno de los retos es tener claro que el maíz como alimento mexicano es prioritario sobre sus otros dos usos y  de esta calificación se tienen que desprender a nivel nacional acciones  en la producción, comercialización y distribución que aseguren la cantidad y calidad de este grano para la población.

 

 ¿Sabías qué?

Actualmente para obtener el biocombustible etanol se utiliza maíz amarillo y por lo tanto no se toca el 
grano blanco que es con el que se elabora de manera tradicional y mayoritariamente  la tortilla
mexicana
.

Fuentes de información:

-        BARTRA, A., “De milpas y otras quimeras”, en “La Jornada”, México, febrero 17 de 2007, pp.43,44.

-        HERNÁNDEZ, X.E. “Xolocotzia, obras de Efraím Hernández Xolocotzi”, Revista de Geografía agrícola, Universidad Autónoma Chapingo, tomo 1, México, 1985. p. 180.

-     ECONOMIST Intelligence Unit /The Economist, “Los biocombustibles, de moda”,  

             en  La Jornada” ,  México, febrero 13 de 2007, p.27.

           

 

 

 

 


Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.