Inicio :: Historial de articulos ambientales :: Bioprospección
 Bioprospección

Bioprospección.
CICEANA/ Jardín Botánico

Durante miles de años, la diversidad biológica ha sido fuente de compuestos y

materiales útiles para obtener alimentos, energía, habitación, medicamentos y servicios para el ser humano

El proceso de búsqueda y evaluación que permite identificar, seleccionar y aislar componentes útiles de la biodiversidad se conoce como bioprospección. Es la exploración de la Biodiversidad biológica y del saber indígena, asociado a ella, para facilitar la selección y extracción de recursos genéticos y bioquímicos.  

En los últimos años se ha prestado mayor atención a la bioprospección a medida que los países buscan conservar su biodiversidad y compartir los beneficios que ofrece. Los convenios en esta esfera se consideran como "medios para mejorar la capacidad nacional para agregar valor a los recursos naturales, compartir los  beneficios con países desarrollados y a la vez, la protección y el uso sostenible de estos recursos"

 

Así,  los constantes avances científicos y tecnológicos  han permitido que la industria  farmacéutica se beneficie  de la biodiversidad con el uso de fármacos elaborados a partir de compuestos naturales. Diversos estudios mencionan que   los productos farmacéuticos que mejor se venden son naturales o están relacionados con productos naturales generalmente plantas. 

 

La industria agrícola mejora los cultivos, cruzándolos con cultivos silvestres de la misma familia botánica.

 

La posibilidad de introducir material genético de otras especies y géneros para incrementar el rendimiento de los cultivos y su resistencia a enfermedades o a condiciones del medio ambiente, está incrementando el valor potencial de la biodiversidad para la agricultura.

 

Un ejemplo de bioprospección conocido y documentado  es el modelo Kani -TBGRI en Kerala. Los Kanis son una tribu que habita la región suroccidental del estado de Kerala en India. Un equipo de científicos del Jardín Botánico e Instituto de Investigación Tropicales (TBGRI) emprendió un estudio etnobotánico, en el que encontraron un dato etnomédico interesante sobre la planta silvestre: Trichophus zeylanicus, que localmente los Kanis llaman "Arogyapacha". Los científicos se percataron de que los Kanis que los acompañaban, comían con cierta frecuencia unas frutas que les daban energía y los mantenían ágiles, pero la tribu, no quería revelar el origen de la fruta porque pensaban que el equipo haría mal uso de esa información. Una vez que los convencieron de que harían una investigación científica y de que en caso de que se elaboraran fármacos o productos que se pudieran vender, compartirían con la tribu los beneficios obtenidos, la tribu les enseñó la planta que se identificó como Trichophus zeylanicus.

El equipo elaboró una fórmula utilizando los métodos farmacéuticos Arogyapacha. Después de una evaluación con resultados satisfactorios, se autorizó la producción comercial de este fármaco herbáceo. Conforme al acuerdo previo con la tribu, el Instituto convino compartir el 50% de la cuota de la licencia y de las regalías con la comunidad.

 

Sin embargo,  a pesar de todos los beneficios mencionados,  actualmente la bioprospección  apunta a la privatización y con frecuencia resulta en biopiratería.

 

La biopiratería es la apropiación  por parte de  personas, instituciones o empresas de los recursos genéticos y de los conocimientos asociados con ellos, para su privatización y lucro.

 

Así por ejemplo, si una persona se lleva una semilla de papa de los  Andes (variedad que puede ser cultivada a 4 mil o 3 mil metros de altura)  y  dice que la  mejorará con ingeniería genética para luego llevarla de nuevo a los Andes, venderla y cobrar regalías por la “nueva semilla” está llevando a cabo “biopiratería” porque nunca pagó nada por el saber indígena, que no es un conocimiento cualquiera sino la experiencia acumulada de muchísimas mujeres y hombres campesinos que durante miles de años aprendieron  a sembrar papas a 4 mil o 3 mil metros de altura, con sol, con sombra y experimentando con diversas variedades de papa.

 

En los últimos años, se han dado varios casos de biopiratería en todo el mundo así el saber tradicional ha sido privatizado y no puede ser utilizado  por quienes generaron el conocimiento, contribuyendo a la perdida de  la identidad cultural.

 

¿Sabías qué?

 

El pozol está patentado. La patente fue entregada a Quest International. En la patente se declara que el uso de la bacteria del pozol proviene, de hace siglos, de las poblaciones Mayas de México. Sin embargo no se contempló ninguna compensación económica por el conocimiento.


Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.