Inicio :: Historial de articulos ambientales :: Día Internacional de los Pueblos Indígenas
 Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Día Internacional de los Pueblos Indígenas.
CICEANA

México es un país megadiverso en la biología y la cultura que lo constituyen. El 10% de la población nacional es indígena y existen más de 60 pueblos indígenas que habitan en nuestro país

En sus manos está el cuidado de una extensión considerable de nuestro territorio, principalmente porque dos terceras partes de las áreas naturales protegidas están en los municipios que habitan.

En las sociedades indígenas, la tradición y la costumbre son conceptos básicos que se reflejan en la cosmovisión y en las acciones de sus miembros. De acuerdo a la lógica indígena, todo lo que vemos y sentimos en el mundo se regenera a través de la acción humana. Así, tanto el maíz que se siembra como las nubes que mojan los campos, son elementos que actúan por la fuerza humana que los invoca con los tradicionales rituales y plegarias. Por ejemplo, para los indígenas en Mesoamérica el agua y la tierra son entidades vivas, que poseen dueños protectores, seres que vigilan celosamente el cuidado, la reproducción y la reciprocidad entre los humanos y la vida vegetal y animal.

Las montañas, los cuerpos de agua, las cavernas e incluso los árboles son concebidos por estas sociedades indígenas como elementos dentro de un mismo campo de relaciones, donde no tienen cabida los eventos fortuitos. Las ofrendas, las enfermedades, las sequías e inundaciones, sólo pueden explicarse a partir de las otras. Así, las acciones de cada sujeto influyen en la de sus congéneres y en la de su entorno. Un ejemplo de estas interrelaciones nos lo da Antonio Aparicio, un adivino nahua que nos comenta “...la tierra es nuestra madre y sabe todo lo que hacemos, ¿cómo esconderse? si tenemos los pies en ella desde que nacemos.”

Y así como la tierra es nuestra madre, en los pozos habitan serpientes guardianes, las montañas son casas donde viven rayos y truenos, las cavernas son portales hacia otros mundos, las nubes nacen de los cerros, el fuego del hogar es un reflejo del sol y las casas tienen vida propia! En efecto todas estas aseveraciones fantásticas son sólo algunas de las muchas diferencias que nos separan de las visiones indígenas sobre el mundo. Esta ha sido históricamente una de las causas del miedo al contacto y al reconocimiento del otro.

Pero nos conviene pensar que si la diversidad implica visiones alternas como las mencionadas, la misma pluralidad puede generar también puntos de encuentro. Así, podemos comprender que tanto para los grupos indígenas como para el resto de la sociedad nacional existen elementos valiosos que deben ser respetados y conservados: el agua, los bosques, el maíz, las nubes y la tierra
Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.