Inicio :: Historial de articulos ambientales :: Los bosques templados, refugio de aves tan especiales como importantes
 Los bosques templados, refugio de aves tan especiales como importantes

Los bosques templados de pino - encino: refugio de aves tan especiales como importantes

CICEANA

 

En México habitan 1,060 de las 10,000 especies de aves

reconocidas en el planeta, repartidas a lo largo de bosques, selvas, costas, desiertos, bosques tropicales templados, pastizales, entre otros ambientes, incluidos los urbanos.


La anterior repartición, varía de acuerdo con la facilidad de alimento y refugio que una especie puede hallar en un ecosistema determinado para sobrevivir. Las regiones con mas especies son aquellas encontradas en el sureste mexicano donde las tierras son bajas y en las que domina la vegetación tropical, y las zonas montañosas, de tierras altas y generalmente templadas.

 Los bosques templados mixtos, conformados principalmente por árboles de encino y pino,  se encuentran entre los más ricos del país en lo que a número de especies de aves se refiere. Por ejemplo, en los bosques de encino, se registran 37 especies endémicas y en bosques de pino y coníferas  se han registrado 41 especies exclusivas de ese hábitat.

 

Debido a su relación y dependencia con la vegetación de su hábitat, la avifauna, proporciona información importante sobre el estado de conservación de un ecosistema determinado.

 

La diversidad de aves en los bosques templados presenta un decremento conforme la presencia humana aumenta, ya que esto, trae como consecuencia la pérdida de vegetación que es esencial para la conservación de un gran número de especies. Esto, sucede porque el hombre elimina áreas arboladas para promover cultivos, principalmente de maíz; abre espacios para construir casas o convierte bosques en pastizales artificiales para criar ganado de forma extensiva.

 

La diversidad de aves se altera de formas muy complejas: generalmente, las especializadas a un tipo de planta o a un estrato del bosque bajo o sotobosque, son las primeras en reducir sus poblaciones y ser eliminadas. Esto ocurre con aves como las perdices, los colibríes, las codornices, los vireos, algunos saltaparedes, zorzales, pipilos, entre otros.

 

La eliminación de árboles afecta a grupos como los carpinteros, los trepatroncos, las sittas, los crácidos, algunos grupos prioritarios por estar en riesgo de extinción como ciertas charas y otros habituados a espacios cerrados tanto por alimento, como por refugio.

 

Las principales amenazas por pérdida de hábitat para las aves de los bosques son: la extracción forestal inadecuada e ilegal; los desmontes masivos para agricultura o ganadería; el pastoreo excesivo; los incendios forestales provocados; la tala de arbolado para obtención de leña; el ocoteo, actividad donde se cortan lajas de madera resinosa de la base, que debilita y enferma a los árboles donde se realiza; y las plagas forestales.

 

Además de las amenazas mencionadas, están las que directamente afectan a las aves, como: la cacería excesiva y sin control; el tráfico de aves; la introducción de especies exóticas y de animales domésticos, acciones que traen como consecuencia la pérdida de áreas de alimentación y refugio; la disminución en las posibilidades de encontrar pareja y sitios adecuados de animación; así como el aumento de la competencia entre las poblaciones de la misma especie o entre especies diferentes.

 

¿Sabías que?

 En los bosques templados mexicanos alguna vez habitó uno de los pájaros carpinteros más grandes del mundo: el carpintero imperial (Campephilus imperialis), que sólo se encontraba en estas tierras  y que medía hasta 56 cm. de largo. Se extinguió por la pérdida de los árboles de gran grosor necesarios para anidar y por la cacería excesiva, no tanto por alimentación, sino más por curiosidad de las personas que les cazaron.

 

 


Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.