Inicio :: Historial de articulos ambientales :: La diversidad de los agaves en México
 La diversidad de los agaves en México

 

La diversidad de los agaves en México

                             CICEANA / IBUNAM

Entre las plantas más notables y características del paisaje mexicano, están los agaves o magueyes.  

Los agaves, encontrados principalmente, en zonas áridas como desiertos, chaparrales y pastizales, aportan una gran cantidad de beneficios a los habitantes de las regiones donde viven, incluyendo a los humanos.

 

En nuestro país, los agaves han tenido desde tiempos prehispánicos, una gran importancia económica y cultural para numerosos pueblos indígenas y mestizos, que los han aprovechado como fuente de alimento, bebida, medicina, combustible, cobijo, ornato, fibras, abono, construcción para viviendas y elaboración de implementos agrícolas.

 

El uso de los agaves en Mesoamérica, región que abarca del centro de México hasta Centroamérica, comenzó a darse desde hace aproximadamente 10,000 años antes de Cristo, como lo demuestran, restos de hojas mascadas y fibras encontradas en cuevas del Valle de Tehuacán, en Puebla.

 

Los agaves son plantas perennes o permanentes con hojas dispuestas en espiral y arregladas en rosetas a partir de un tallo central. Las hojas por lo general son suculentas, es decir, que acumulan agua en su interior, como una adaptación a los sitios donde crecen (generalmente secos o con poca acumulación de agua en el suelo); además, son fibrosas, y comúnmente tienen forma de línea, espada u óvalo; las de las especies mas pequeñas pueden pesar apenas 20 gramos, mientras que las de las especies más grandes como los  magueyes pulqueros, pueden llegar a pesar 30 kilogramos cada una; hay especies de agaves que pueden llegar a tener de 150 a 200 hojas por planta.

 

La edad de los agaves es legendaria; las especies grandes pueden alcanzar su madurez entre los 15 y 25 años, en tanto que las especies pequeñas lo hacen después de los 4 o 5 años.

 

El género Agave, es endémico de América. De sus aproximadamente 200 especies, 150 de ellas se pueden encontrar en la República Mexicana, y el 69% de éstas, son endémicas a dicho territorio, lo que quiere decir, que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. La distribución del género, abarca desde el sur de Estados Unidos, pasando por las tierras del estado de Florida en ese país, hasta Colombia y Venezuela incluyendo todas las islas del Caribe.

 

En México, el género Agave tiene una amplia distribución, encontrándose en el 75% del territorio nacional, siendo muy diverso en las provincias áridas del centro y norte, y poco diverso en el húmedo sureste.

 

¿Sabías que?

 

En México, hace unos siete mil años, se inició el proceso de domesticación y diversificación de los agaves, mediante una selección hecha por los pobladores de esos tiempos para obtener fibras, aguamiel o azucares, posteriormente denominados mexcalli; es por esto que los agaves tienen en estas tierras su máxima diversidad de formas.

 

 


Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.