Inicio :: Historial de articulos ambientales :: El mejor amigo del hombre...¿enemigo del ciudad?
 El mejor amigo del hombre...¿enemigo del ciudad?

ALEJANDRA PLÁCIDO

El mejor amigo del hombre… ¿enemigo de la ciudad?
 
Seguramente cuando escuchamos la palabra contaminación, lo primero que nos viene a la mente son imágenes de basura, fábricas o automóviles. Lo que no sabemos, es que la contaminación urbana va mucho más allá de lo que estos tres ejemplos representan para el medio ambiente.
 
Quizás nunca nos hubiéramos imaginado que las heces fecales de nuestras queridas mascotas o animales callejeros, tanto gatos como perros, no solo representan un problema de salud para todos los que vivimos en una ciudad como la de México, sino que también son una amenaza para otros organismos del ecosistema. A este problema se le denomina fecalismo. 
 
Actualmente, en el Distrito Federal existen cerca de 3 millones de animales callejeros que defecan en la vía pública, aparte de un número no determinado de personas. Este problema genera la contaminación de tres medios que se intercomunican, que nos rodean y de los cuales dependemos completamente: aire, suelo y agua.
 
Generalmente el excremento que se encuentra en las calles se pulveriza con el tiempo, haciendo que las pequeñas partículas se suspendan en el aire, para después volverse parte de nuestro proceso respiratorio. Inclusive, pueden llegar a formar parte de los alimentos que comemos en la calle o del agua, dando como resultado una gran variedad de enfermedades (desde gastrointestinales hasta respiratorias). Desagradable, ¿no lo crees?
 
¿Algún tip?
 
En primera, es importante tomar en cuenta todas las responsabilidades que una mascota trae consigo, pues no es válido que los boten a la calle porque resultan ser muy traviesos, porque es muy caro para la familia,  o porque no se tiene el  tiempo suficiente para atenderlos; para evitar esto, cualquier persona que desee adquirir algún animal primero debe  informarse sobre las características y necesidades de su futuro compañero ya que  la responsabilidad y la educación del dueño también son de suma importancia.
 
Así que responsabilízate y  recoge los desechos de tus amigos de cuatro patas, recuerda siempre llevar una bolsa (de preferencia de papel biodegradable), una pala o un recogedor como los que venden en las tiendas de mascotas. No es nada agradable ir caminando por la calle y pisar o aguantar el olor de los excrementos.
 
 
Y… ¿el gobierno?
 
Éste se ha dedicado a invertir mucho dinero en centros antirrábicos, en donde la esterilización de animales es gratuita. Así, se busca evitar la reproducción de éstos y disminuir el creciente número de la población callejera.
Desafortunadamente, en algunos de estos lugares, muchas veces los animales son maltratados y torturados para después dejarlos morir cruelmente.
 
¿Crees que ésta sea una solución justa?
¿Qué propuestas podrían ser viables?
 
Recuerda que los animales también son seres vivos sensibles, ellos no tienen la culpa de los efectos que genera nuestra irresponsabilidad. 
 
 
¿Sabías que…
 …desde el 1 de julio de 1999 quedó establecido en la Ley de Justicia Cívica del Distrito Federal (fracción V, artículo 8) que a los propietarios de mascotas que no levanten las heces de las mismas al sacarlas a pasear se les multará con 10 salarios mínimos, o bien, arresto durante 6 a 12 horas? [1]
 
¿Alguna vez has visto a las autoridades encargarse de que esta ley se lleve a cabo?
 
 
 
Links de interés:
 
·         Revista de multitud verde, mascotas, vida animal, medio ambiente, estilo de vida, conciencia social.
 
·         Muy animal: Mucho más que mascotas.


[1] Galarza, Karina “Crecen las enfermedades por fecalismo al aire libre” Consulta el 17 de febrero de 2010 de http://www.saludymedicinas.com.mx/Nota.asp?ID=1665&IDC=

 


Ver más artículos

Mapa de Sitio |  Contáctanos |  Glosario |  Ligas      

Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A. C.
5659-0509 / 5659-0511 / 5659-6024 / 5659-7657 info@ciceana.org.mx México, D.F.