Gota a gota transformando lluvia en oportunidades para Oaxaca

En los pintorescos paisajes de las zonas rurales de México, el agua, fuente vital de vida, fluye desde manantiales, ríos, presas y lagos, o se extrae con esfuerzo de pozos. Sin embargo, tras la belleza de estos escenarios, se oculta una realidad preocupante: la calidad del agua en estas áreas suele estar comprometida. El acceso desigual a las políticas de desarrollo social y sanitarias se erige como un desafío persistente que clama por atención y acción.

A pesar de más de cuatro décadas de esfuerzos educativos en salud, los resultados no han alcanzado las expectativas, en parte debido a la ausencia de infraestructuras básicas. La falta de acceso confiable al vital líquido no solo pone en peligro la salud de las comunidades rurales, sino que también perpetúa la brecha de desarrollo, es tiempo de cambiar esta narrativa.

De acuerdo con la reveladora investigación presentada en el libro «El agua en México. Actores, sectores y paradigmas para una transformación social-ecológica,» 12 millones de mexicanos carecen de acceso al agua potable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que, para vivir dignamente, una persona requiere entre 20 y 50 litros de agua diarios. Este vital recurso debe ser suficiente para satisfacer las necesidades esenciales, desde el consumo hasta la higiene personal y la limpieza del hogar.

Aunque las estadísticas oficiales indican que más del 90% de la población cuenta con infraestructuras de acceso y saneamiento, la cruda realidad en las comunidades rurales revela un desafío considerable. El rezago persistente exige una atención inmediata en términos de infraestructura y organización para garantizar la prestación sostenible de servicios de agua y saneamiento en estas áreas marginadas (Olivares y Sandoval, 2008).

¡Sigue conectado con nosotros UNIDOS HACEMOS LA DIFERENCIA!

Tu compromiso es la chispa que enciende la esperanza de un futuro hídrico más brillante para todos!En los pintorescos paisajes de las zonas rurales de México, el agua, fuente vital de vida, fluye desde manantiales, ríos, presas y lagos, o se extrae con esfuerzo de pozos. Sin embargo, tras la belleza de estos escenarios, se oculta una realidad preocupante: la calidad del agua en estas áreas suele estar comprometida. El acceso desigual a las políticas de desarrollo social y sanitarias se erige como un desafío persistente que clama por atención y acción.

A pesar de más de cuatro décadas de esfuerzos educativos en salud, los resultados no han alcanzado las e
Gracias a la implementación de sistemas de captación de agua pluvial, hemos logrado llevar el vital líquido a cuatro comunidades en el hermoso estado de Oaxaca. Estos sistemas han permitido aprovechar de manera eficiente la lluvia, convirtiéndola en una invaluable fuente de abastecimiento para las familias de estas localidades. Esta iniciativa no solo ha mejorado el acceso al agua potable, sino que también ha contribuido a la sostenibilidad ambiental al reducir la dependencia de fuentes convencionales. Estamos comprometidos con el bienestar de estas comunidades, y seguiremos trabajando para implementar soluciones que fortalezcan la seguridad hídrica y mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Juntos, podemos convertirnos en defensores de la sostenibilidad, trazando un camino hacia comunidades más prósperas. Cada gota cuenta, y tu apoyo puede marcar la diferencia. Únete a nosotros en esta travesía para asegurar que el agua, fuente de vida, llegue a todos sin excepción.

¡Tu compromiso es la chispa que enciende la esperanza de un futuro hídrico más brillante para todos!

¡Contáctanos aquí!

Historias para contar

Conoce cada uno de nuestros proyectos, acciones con nuestra comunidad

Suscríbete a nuestro Contenido

¡Descubre nuestras historias para construir juntos un Mundo mejor!

¿Qué tipo de contenido te gustaría recibir?

13 + 15 =